Comparte | 
 
Opciones del foro:

Compártelo con sólo un clic con tus amigos en  Compartir en facebook   y en  Compartir en twitter

 

 Crisis en PNB: Así lo veo yo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
BAETICUS MAXIMUS
Admin
avatar

Mensajes : 1584
Fecha de inscripción : 15/12/2009
Localización : Bruselas

MensajeTema: Crisis en PNB: Así lo veo yo   Dom 17 Oct 2010, 22:20

1. Normalidad

Lo primero que tiene que quedar claro es que resulta lo más normal del mundo que en el seno de una organización democrática surjan diferencias importantes. Forma parte de su esencia misma y han de llegar. Hasta la más minúscula asociación de vecinos pasa por estos trances. Por Nuestro Betis ha alcanzado una dimensión y preeminencia, un “poder” real de influencia y determinación del futuro del Real Betis Balompié, que resulta de lo más razonable que se generen conflictos de pareceres, visiones enfrentadas y eso no es malo, es ley de vida. Paradójicamente, a mi parecer, el gran mal en este asunto es precisamente que haya permanecido larvado, antes debería haber saltado y mejor nos hubiera ido.

En ese sentido, y contra lo que algunos afirman, esta normalidad no juega en beneficio de ningún enemigo del Betis: el inculpado, inhabilitado y embargado va a seguir a merced de la autoridad judicial; el “okupa” del consejo va a ser igualmente desalojado por los administradores judiciales y sólo la Audiencia Provincial podría darle cancha sin que en ello vayan a influir ni un ápice nuestras diferencias internas; y los contumaces cómplices del primero entiendo que tienen también los días contados como la resolución de esta crisis nuestra ha de dejar bien claro.

Lo que sí beneficiaría a largo plazo a los enemigos del Betis sería que no aclaráramos nuestras disensiones, que nos amoldáramos forzadamente a lo que no creemos y que, con ello, perdiéramos nuestra esencia.



2. Transparencia

Considero indiscutible que una de las claves del éxito que ha tenido PNB, a día de hoy la organización de aficionados más importante del fútbol español con diferencia, ha sido su transparencia. Y ello porque el oscurantismo en que se ha visto inmersa nuestra SAD, el cruce de intereses y viejas rencillas, los desprestigios recientes y añejos, han generado en los béticos una tendencia a la desconfianza y la sospecha que sólo tiene ese antídoto: la transparencia radical.

Es precisamente la quiebra de ese imprescindible valor el detonante de este trance, por lo que no parece mala cosa que el mismo salte a escena de forma clara y pública. Nuestras asambleas han sido siempre abiertas, incluso al “enemigo”, dejando claro que nada tenemos que ocultar, y nuestros debates no tienen por qué producirse en la trastienda.

Es innegable que los foros de Internet son propensos a acaloramientos excesivos y proclamas incendiarias, pero también lo es que su reducido universo de usuarios sabemos sobradamente filtrar ese “ruido”, que se hubiera producido en todo caso, con independencia de cómo se hubiera formulado esta “crisis de confianza”.

Pasado el arrebato más virulento, va quedando lo esencial, y tras mucho meditar, no me queda otra que pringarme también con mi personalísima e intransferible opinión.



3. La “conspiración”

Es habitual que cualquiera aprecie complots o conjuras en actitudes ajenas y, sin embargo, al oír la misma idea aplicada a sucesos que sí aprueba la ridiculice con alusiones irónicas al asesinato de Kennedy o eventos similares. Yo no me considero dado a las “teorías de la conspiración”, y preferiría pensar que nada de esto media aquí. Pero puesto a ver cosas sospechosas llama bastante más mi atención que el “mensajeo” rutinario de los ciberforos el tristemente famoso artículo de Peris de hace justo un mes dando altavoz a la especie del “talibanismo” en PNB.

Se habla de linchamiento ante una exigencia de responsabilidades, y de caza de brujas mientras se señalan “radicales”. Es cierto que, como apunta alguno, “los once” del comunicado podrían haber optado por convocar directamente Asamblea Extraordinaria, pero la exposición de motivos tendría que haber sido la misma y hubiera levantado exactamente las mismas ampollas y los mismos reproches. La postura adoptada, pedir la dimisión al Presidente, no era menos lícita o estatutaria. El Presidente apela a la Asamblea y nadie le rebate. Hágase pues, pero ya.

4. La ¿Inoportunidad?

Este punto, no he podido platearlo de otro modo que como pequeña carta abierta a nuestro presidente.

Querido Pepe:

Vaya por delante que me dirijo a ti desde el máximo respeto y la admiración, soy consciente de que tu contribución a la lucha por un Betis mejor ha sido inmensa, multiplicando por infinito cualquier pequeña aportación que pueda hacer yo, pero también de que tu posición te hace legítimo objeto de mi derecho a la crítica.

Como bien has señalado en tu respuesta pública, resulta innegable que el carácter asambleario y profundamente democrático es virtud esencial de PNB, e igualmente incontestable es el hecho de que, surgidas en el órgano de gobierno de la asociación disensiones profundas –yo diría que inhabilitantes para su funcionamiento– es la asamblea la legitimada para dictar sentencia última.

En consecuencia no puedo evitar preguntarte ¿Por qué no convocaste a la asamblea soberana cuando asumiste que tu visión de la línea a seguir era opuesta a la acordada por la Junta Directiva? Nada tiene aquí que ver el beticismo ni la decencia ni los lazos de amistad de dirigentes de otros colectivos béticos si no han dado el paso de presentarse en la asamblea de PNB para formar parte de su dirección. Fue en el mismísimo momento en que consideraste inadecuadas las directrices aprobadas en Junta, en el que decidiste coordinar tus pasos con terceros en perjuicio del criterio y la confianza de la mayoría del órgano cuando inexcusablemente tenías que haber convocado a la Asamblea, y no lo hiciste. Ahora me resulta patente que eso fue hace meses, ¿Cómo es posible que te pareciera mejor opción que plantearle el dilema a los asociados, el “jugar por libre” en la ignorancia y contra la voluntad del comité que presides? Creo que lo que ha seguido ha sido una contemporización muy preocupante ¿Hasta cuando se hubiera postergado esa loable apelación al poder supremo de la asamblea si no se plantan los directivos?

Definitivamente esto no casa con los ya expuestos requisitos de transparencia y claridad a los que me he referido. Este es a mi juicio el error insubsanable que, con independencia de lo buena o lo mejor que pudiera ser su intencionalidad, origina ahora esta ineludible “inoportunidad” y hace que me resulte ya personalmente inaceptable tu continuidad en la Presidencia.

5. “Los pajaritos”

Mi postura ya está clara, pero la explicito más: la asociación de béticos que yo quiero, transparente, democrática, y profundamente independiente, en esta disyuntiva me aparece claramente representada por la postura de José Luís, Nono, Cayetano, Julio, Camilo, Antonio, Juan, Ignacio, Gerardo, Enrique y Eduardo. Soy perfectamente consciente de que les ha debido resultar penosísimo dar este paso, y que sólo su beticismo y el amor a la asociación a la que se entregan los puede motivar a tan drástico acuerdo. Y ello, justamente por lo que estos once directivos tienen en la cabeza que, lo tengo claro, no son precisamente “pajaritos”, sino los principios y valores inspiradores de Por Nuestro Betis. Esos principios y valores que hacen que me sienta orgulloso de ser uno de sus miembros, que confíe en su futuro y en lo mucho que al Betis va a seguir aportando, y que me mueven a apoyar a estos compañeros en su lucha por preservarlos. El “Por Nuestro Betis” que yo quiero es el que ellos quieren y a su lado me pongo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
FUTURO VERDIBLANCO
Admin
avatar

Mensajes : 1802
Fecha de inscripción : 15/12/2009
Localización : En la senda del Villamarín

MensajeTema: Re: Crisis en PNB: Así lo veo yo   Dom 17 Oct 2010, 23:57

No puedo hacer otra cosa que darte la razón. Una de los elementos que han llevado al Betis a la penosa situación actual ha sido el presidencialismo absoluto que imperó en la institución durante muchos años, y que motivo que un señor manejara a su antojo el club sin contar con nada ni nadie. PNB ha encarnado la antítesis de esta situación: democracia, transparencia, sentido común, una asociación de y para béticos de base, donde todo se somete a la asamblea y nada se hace tras las bambalinas. Es por ello, que me ha dolido mucho comprobar cómo la persona que admiraba negaba publicamente unos hechos que se han demostrado reales, lo que ha motivado que la JD dé un paso doloroso, lo cual me consta. Política, maldita política.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

Crisis en PNB: Así lo veo yo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Peña Bética 15-J :: REAL BETIS BALOMPIÉ :: El Beticismo-
Cambiar a: